Una introducción a la radiación y a los rayos gamma

Fuentes: EPA. (2021). Información básica sobre la radiación. EPA. Recuperado el 22 de junio del 2021 de: https://espanol.epa.gov/espanol/informacion-basica-sobre-la-radiacion

Rincóneducativo. (s.f.) Aplicaciones industriales. Rincón educativo. Recuperado el 22 de junio del 2021 de: https://rinconeducativo.org/contenidoextra/radiacio/b_aplicaciones_industriales.html

Estrucplan. (2000). La Radiación Gamma Y Sus Aplicaciones. Estrucplan. Recuperado el 22 de junio del 2021 de: https://estrucplan.com.ar/la-radiacion-gamma-y-sus-aplicaciones/

La radiación es una de las energías más interesantes y que ha generado varias opiniones controversiales a lo largo del tiempo, en el artículo de hoy se buscará ofrecer información básica para que nuestros lectores comprendan los principios de la radiación y sus usos para que puedan generar sus propios puntos de vista ante este tema.

¿Qué es la radiación?

La radiación es energía, proviene de isótopos con átomos inestables que se generan por medio de máquinas o por desintegración radioactiva. Esta energía se mueve en forma de ondas de energía o partículas energizadas.

¿Qué tipos de radiación existen?

Tenemos dos tipos de radiación: Radiación ionizante y no ionizante

Radiación ionizante:

La radiación ionizante es aquella que posee la suficiente energía para destruir electrones de átomos, dicho proceso recibe el nombre ionización.

Exponerse ante este tipo de radiación es sumamente peligroso, ya que afecta a las células, ADN, a los tejidos de los seres vivos e incluso puede provocar enfermedades como el cáncer.

Tipos de radiación ionizante:

Partículas alfa (α): Son partículas con carga positiva compuestas por dos protones y dos neutrones. Se originan a partir de desintegrar elementos radioactivos pesados como el uranio, radio y polonio. Este tipo de partículas tienen mucha energía, pero debido a su peso estas solo viajan por distancias cortas.

Este tipo de energía no es capaz de penetrar la piel de los seres vivos, sin embargo, si esta llega al interior ya sea por inhalación, al ingerirse o si ingresa por medio de cortadas estas afectarán gravemente a las células y al ADN debido a su gran carga de energía ionizante.

Partículas beta (β): Son partículas pequeñas que poseen carga negativa, se forman a partir de isótopos radioactivos como el hidrógeno 3, el carbono 14 y el estroncio 80.

Este tipo de partículas poseen mayor penetración que las alfa, sus ionizaciones abarcan mayores espacios, lo cual las hace menos dañinas, sin embargo, son capaces de producir quemaduras externas, pueden ser detenidas por capas de ropa o de capas de aluminio, pero siguen infligiendo daños graves cuando llegan al interior de un ser vivo.

Rayos gamma (γ):  También conocidos como fotones, estos son rayos de luz de energía pura sin masa a diferencia de las partículas alfa y beta. Estos rayos son similares a la luz visible, solo que estos rayos tienen mayor energía, suelen emitirse junto a partículas alfa y beta.

Este tipo de rayos son capaces de penetrar superficies sólidas como la piel humana, plomo y hasta pies de cemento, haciendo que esta energía sea una de las más peligrosas para los seres vivos cuando se usa inapropiadamente.

Rayos X: Este tipo de rayos al igual que los rayos gamma, también son fotones, sin embargo, los rayos gamma se originan desde el interior del núcleo atómico mientras que los rayos x se originan desde el exterior del núcleo, al poseer menor energía, estos pueden usarse dentro de la medicina con las precauciones necesarias, ya que, al ser también energía ionizante, esta puede dañar a los seres vivos.

Radiación no ionizante:

Este tipo de energía es más segura para los seres vivos, ya que posee la habilidad de moverse por ondas, pero no posee la energía suficiente para destruir electrones.

Tipos de radiación no ionizante:

  • Ondas de radio (AM/FM)
  • Microondas (Hornos, teléfonos, radares)
  • Rayos infrarrojos (controles remotos, sensores de movimiento)
  • Luz visible (láseres, lectores DVD/CD)
  • Rayos ultravioleta (UVA)

¿Cómo se mide la radiación?

Una forma es por medio del espectro electromagnético, el cual  conlleva los tipos de radiación y frecuencias las  cuales aumentan de izquierda a derecha hasta las ondas de radiación ionizantes.

El sistema de unidades internacionales maneja las siguientes unidades para medir la radiación ionizante:

  • Actividad radioactiva: Becquerel
  • Dosis de radiación recibida: Gray
  • Dosis equivalente: Sievert
  • Dosis efectiva: Sievert

Instrumentos para medir la radiación:

  • Dosímetros
  • Contador Geiger    

Isótopos radioactivos más usados:

  • Yodo-131
  • Oro-198
  • Bromo-82
  • Tritio
  • Cromo-51
  • Cobalto-60

Aplicaciones de los rayos gamma en las industrias:

Dentro de la industria de salud, una de las técnicas que usan es la “irradiación”, esta técnica consiste en colocar un objeto dentro de una cámara de irradiación hecha con paredes de hormigón en donde se utiliza el cobalto 60 para desprender rayos gamma que atraviesan al objeto. Esta técnica se utiliza mucho para esterilizar herramientas y objetos dentro de la rama médica. A diferencia de la esterilización química, los rayos gamma no dejan residuos, de modo que esta técnica es eficaz y los objetos pueden ser usados inmediatamente después de pasar por este proceso.

Otra técnica que se usa con los rayos gamma son los ensayos no destructivos dentro del radiografiado industrial, cuyo fin es el de detectar fallas o desperfectos internos en materiales industriales.

La técnica consiste en someter un objeto a rayos gamma el cual, absorberá dicha energía de forma proporcional acorde a su densidad y espesor, esta energía luego pasa a una placa fotográfica y se obtienen los resultados de la prueba según el color que dicha placa adquirió:

Escalas de blanco y negro en la placa: Significa que poca energía llegó a la placa y por lo tanto el objeto pasa la prueba.

Colores negros o muy oscuros en la placa: Significa que el objeto posee poco grosor y densidad para absorber energía, por lo tanto, el objeto está desgastado o podría llegar a romperse.

En conclusión, podemos decir que la radiación nos ofrece una gran cantidad de utilidades dentro de nuestra vida cotidiana, sin embargo, para poder darle un uso óptimo, se requiere manejar esta energía de forma responsable y con el personal adecuado. ¿Qué opina usted de la energía radioactiva?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *