Radiografía Industrial Digital en Calderas Acuotubulares

Autora: Mónica Gutiérrez Bravo

La Radiografía Industrial Digital es un tema del que ya hemos hablado anteriormente; como bien sabemos, posee de algunas ventajas a diferencia del método convencional, ya que sustituye la película radiográfica por un captador de imagen radiográfica digitalizada, el cual envía la imagen directamente al ordenador. De tal manera que este proceso digital es cada vez más utilizado gracias a su optimización y eficiencia, un ejemplo de su aplicación y del que hablaremos a continuación es el de las calderas acuotubulares.

Para comenzar, ¿qué es una caldera acuotubular? Son calderas de vapor que se encuentran encuadradas dentro de las calderas de pequeño volumen de agua. La radiografía industrial se define como un ensayo no destructivo, que en este caso sirve para comprobar si existen discontinuidades internas en las calderas y se pueda trabajar sobre ello.

Algunos puntos importantes que incitan a utilizar el método digital en las calderas acuotubulares son los siguientes:

  • Generación de la Imagen: La Radiografía Digital genera las imágenes a través de un detector digital, matriz discreta de sensores electrónicos.
  • Tiempos de Exposición: La diferencia en tiempos entre la Radiografía Digital y la convencional son muy altos, hablamos de segundos contra minutos, ya que la digital es mucho más veloz.
  • Adquisición y Procesado de Imágenes: En la Radiografía Digital las imágenes pasan directamente del detector a la computadora.
  • Visualización y Análisis de la Imagen: Gracias a softwares específicos, es mucho más fácil controlar la calidad de la imagen ya que trabajan en la sensibilidad, contraste, definición, ruido, resolución, etc. Para un mejor resultado.
  • Calidad de la Imagen: Gracias a los métodos utilizados en la Radiografía Digital es que las imágenes cumplen con los requerimientos de calidad de imagen de la normativa internacional.
  • Almacenamiento de la Imagen: Es mucho más sencillo conservar las imágenes de manera digital y transportarlas de manera virtual y eficaz.

¿Y tú? ¿Aún sigues con el método tradicional? Cuéntanos en los comentarios…

Referencias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *