La importancia del Ingeniero

Autor: Mario César Rangel Ramírez

Enlaces: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1665-26732012000300009

El mundo está inmerso en una etapa de cambio. Cualquier persona que haya vivido durante el siglo XXI aceptará esta sentencia como una verdad inamovible. Los grandes avances tecnológicos de principios del milenio (los celulares-ladrillo, la animación digital, los CD ‘s, el internet telefónico, entre otros) nos parecen obsoletos ante las innovaciones de la actualidad. Sólo un amante de lo vintage cambiaría su nuevo teléfono con triple cámara de 64 megapíxeles por una cámara analógica; sólo el entusiasta noventero cancelaría su cuenta de Spotify para comprar un walkman con dos horas de batería; sólo el cinéfilo nostálgico se molestaría por salir a rentar una película cuando se puede acceder a ella con un clic de distancia. El futuro nos está alcanzando y no podemos resistirnos a él.

Pero más importante, y menos reconocido, que el futuro es esa persona encargada de realizar todos los sueños e ilusiones de la humanidad, de materializar los castillos de humo de la imaginación en una construcción sólida, firme, resistente e infinita: el ingeniero. Él es quien diseña el mañana con las herramientas del presente, quien se enfrenta a las tentaciones de la comodidad para brindarnos una visión fresca y moderna, quien transforma lo establecido y nos regala lo inaudito. Ya lo ha dicho Theodore von Kármán, “los científicos estudian el mundo tal como es, los ingenieros crean el mundo que nunca ha sido”. 

Efectivamente, los ingenieros construyen nuestra historia y por ello deben reunir en su formación unas cuantas características esenciales para el desarrollo de su trabajo. Los romanos, esas antiguas personas con túnicas y barbas largas y blancas, nos dieron una definición práctica y exacta que resume en su significado las aptitudes esenciales de un verdadero ingeniero. 

Ellos creyeron necesarias las cualidades de ingenio (ingenium), inteligencia espiritual (genium) y emprendimiento (gignere), todas reunidas en la misma persona, para considerarse ingeniero. Tenían razón. Porque el ingeniero debe utilizar sus conocimientos teóricos y sus convicciones para lanzarse a la tarea de modificar aquello que no lo satisface, de crear las alternativas para mejorar la vida de sus seres queridos, de trazar nuevos caminos para el desarrollo de su tierra. 

Y esa evolución constante, esos adelantos tecnológicos, esas volteretas del destino, no son más que los resultados de una labor titánica donde confluyen la voluntad, la inteligencia y el emprendimiento de esos soñadores de ovejas eléctricas que rediseñan los conceptos de la naturaleza y los convierten en elementos insólitos, extraños, ajenos a nuestras mentes, pero muy funcionales en nuestras vidas. 

Y tú ¿cuál crees que sea la importancia de los ingenieros? 

Déjanos tus comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *