Radiación Gamma y Gammagrafía Industrial

Autora: Mónica Gutiérrez Bravo

Además de los rayos X, la inspección por rayos gamma es uno de los métodos utilizados para el radiografiado industrial. Estos rayos realizan un ensayo radiográfico, ya que tienen la capacidad de penetrar los objetos; sin embargo, esta capacidad se puede ver alterada dependiendo del tipo de material, espesor, densidad del objeto, y de la existencia de defectos en la pieza.

Pero ¿qué es la radiación gamma? Comencemos por ahí. La radiación gamma es energía en forma de ondas electromagnéticas, tales ondas tienen diversas aplicaciones en la vida diaria y en distintas áreas científicas, industriales y del conocimiento. Se utilizan en la luz, hornos de microondas, diagnóstico de los objetos y de las enfermedades, telecomunicaciones, entre otras.  Una de las grandes ventajas que tienen las ondas electromagnéticas es que no imparten ningún tipo de radioactividad al material con el que se trate, por lo que es un proceso acertado para los productos, substancias y su consumo.

Gammagrafía Industrial

Para el radiografiado de objetos y productos, se utiliza un equipo especial que está compuesto por un contenedor de acero con una fuente radiactiva blindada, la cual se extrae del contenedor por la parte delantera y conducida hasta la terminal de exposición a través de un tubo guía. La fuente queda expuesta para la radiografía y una vez que termina la exposición radiográfica, regresa a su posición de origen blindado.

Aplicaciones de radiación gamma más utilizadas

  • Médicas
  • Industriales
  • Preservación de alimentos (inhibición, desinfección, pasteurización)
  • Productos médicos y veterinarios
  • Sanitarias (residuos hospitalarios)

¿En qué otras áreas crees que se utilicen los rayos gamma? Cuéntanos en los comentarios…  

Referencias:

Arco Weld. (2018). Radiografía Industrial (Gamma y Rayos X). Recuperado de: http://arcoweld.pe/servicio/radiografia-industrial/

Estrucplan. La Radiación Gamma y sus aplicaciones. Recuperado de: https://estrucplan.com.ar/la-radiacion-gamma-y-sus-aplicaciones/

Guía para autorización e inspección: Radiografía industrial. Recuperado de: mem.gob.gt/wp-content/uploads/2015/06/Guia_Radiografia_industrial.pdf

Procesado de Películas Radiográficas

Autora: Mónica Gutiérrez Bravo

¿Te has preguntado cuál es el proceso que requiere una película radiográfica? Lo cierto es que las películas radiográficas de cualquier tipo llevan procesos similares o iguales entre sí, además de que hay distintas técnicas de revelado que, aunque la mayoría de las veces ya se hace de manera automática, no deja de ser un proceso interesante.

Te lo resumimos en los siguientes cuatro pasos:

  • Revelado: Se utiliza una solución química reveladora que ablanda la emulsión de la película, gracias a la reducción de cristales expuestos y energizados a una placa negra metálica. Este paso se lleva a cabo durante el tiempo indicado por el fabricante.
  • Fijado: A través de un fijador, endurece la emulsión de la película con el fin de incrementar su solidez en la estructura.
  • Lavado: Un lavado riguroso es necesario para eliminar cualquier excedente o resto químico que haya conservado la emulsión en los procesos anteriores, de lo contrario, podrían adherirse a la plata reduciendo la calidad de imagen.
  • Secado: Finalmente, se secan cuidadosamente, retirando el exceso de agua para una mejor manipulación y visualización.

El proceso automático actualmente es el más usado debido a su eficacia y rapidez con que realiza cada paso.

¿Te gustaría conocer más a detalle sobre el revelado de películas radiográficas? Déjanos tus comentarios…

Referencias:

GARATE ROJAS, M (1988). Fundamentos de la Técnica radiológica. Agfa-Gevaert-Ancora ediciones médicas, Barcelona

SOSA, E. (2016). Procesado de películas radiográficas. Recuperado de: http://enmiradiologia.blogspot.com/2016/12/procesado-de-la-pelicula-radiografica.html

Título de la publicación en el blog

¿Qué es lo que debes incluir en una publicación en el blog? Contenido útil, específico a la industria, que: 1) ofrece información práctica a los lectores, y 2) demuestra que eres un experto de la industria.

Usa las publicaciones en el blog de tu empresa para opinar sobre temas actuales de la industria, humaniza a tu empresa y demuestra cómo tus productos y servicios pueden ayudar a las personas.